Visión General del Sector Aumentar Diminuir

Las Instituciones Sectoriales

El sector brasileño de energía eléctrica está actualmente estructurado en diversos organismos, cada uno con su responsabilidad de atender a las diversas obligaciones relacionadas con la energía eléctrica. Se citan a continuación las principales instituciones de ese importante sector orientado al desarrollo del país.

El Ministerio de Minas y Energía – MME es el órgano que representa a la Unión en la condición de Poder Concedente y responsable por la conducción de las políticas energéticas del país. Sus principales obligaciones incluyen la formulación y la implantación de políticas para el sector energético, de conformidad con las directrices establecidas por el Consejo Nacional de Política Energética – CNPE.

El CNPE es un órgano presidido por el Ministro de Estado de Minas y Energía, con la función de asesoramiento a la Presidencia de la República en la formulación de políticas y directrices de energía que aseguren el suministro de insumos energéticos en todo el territorio nacional.

La Agencia Nacional de Energía Eléctrica – ANEEL es una autarquía en régimen especial vinculada al Ministerio de Minas y Energía, cuya responsabilidad es regular el sector eléctrico brasileño, además de fiscalizar las actividades de producción, transmisión, distribución y comercialización de energía eléctrica. La ANEEL vela por la calidad de los servicios prestados, incluso, estableciendo las tarifas para los consumidores finales con equilibrio económico-financiero de los agentes, así como la promoción de subastas para la contratación de energía eléctrica para el ambiente regulado.

El Operador Nacional del Sistema Eléctrico – ONS es el agente responsable de operar, supervisar y controlar la generación de energía eléctrica en el Sistema Integrado Nacional – SIN y, también, por administrar la red básica de transmisión de energía eléctrica en Brasil. ONS coordina el cumplimiento de los requisitos de carga, la optimización de costos y la garantía de confiabilidad del SIN.

La Cámara de Comercialización de Energía Eléctrica – CCEE es responsable de la operacionalización y depuración del mercado de energía eléctrica en el SIN, actuando bajo autorización del Poder Concedente y regulación y fiscalización de la ANEEL. La CCEE viabiliza las actividades de compra y venta de energía en todos los submercados, destacando las actividades de contabilización y liquidación financiera para los agentes, implantación y divulgación de las reglas de comercialización y, el cálculo y la divulgación del Precio de Liquidación de las Diferencias – PLD (spot Price).
La Empresa de Investigación Energética – EPE es una institución vinculada al MME, con la responsabilidad de prestación de servicios en el área de estudios e investigaciones destinadas a subsidiar la planificación del sector energético, con destaque para aquellos relacionados a la matriz energética brasileña, la planificación de expansión de la generación y de la transmisión de energía eléctrica, así como la viabilidad técnico-económica y socioambiental de emprendimientos de energía eléctrica.

El Consejo de Monitoreo del Sector Eléctrico – CMSE es un órgano coordinado por el MME y tiene la finalidad de acompañar y evaluar la continuidad y la seguridad del suministro de energía eléctrica en todo el país.

Cabe destacar que el Sector está regido por legislaciones y normas específicas constituidas por leyes, decretos, resoluciones de la ANEEL, resoluciones del CNPE, ordenanzas del MME, entre otros.

El Sistema Interconectado Nacional – SIN

El SIN comprende todo un complejo volcado a la producción y transmisión de energía eléctrica, caracterizado como un sistema hidrotérmico con predominancia de centrales hidroeléctricas. En los últimos años, sin embargo, la fuerte expansión de la generación de energía eólica ha ampliado la importancia de esta fuente para la atención del mercado.

El SIN está constituido por cuatro subsistemas: Sur, Sudeste / Centro-Oeste, Nordeste y Norte. De acuerdo con el ONS, la interconexión de estos subsistemas propicia la transferencia de energía, permitiendo la obtención de ganancias sinérgicas y la explotación de la diversidad entre los regímenes hidrológicos de las cuencas. La integración de los recursos de generación y transmisión permite la atención del mercado con seguridad y economía.

Capacidad de generación

La capacidad total de generación de energía eléctrica instalada en Brasil, en septiembre de 2017, es de 154 Gigawatts (GW) de potencia instalada producidos por aproximadamente 4.700 emprendimientos en operación, conforme informaciones de la ANEEL. Se prevén para los próximos años 24 GW adicionales en la capacidad de generación del país, provenientes de cerca de 250 emprendimientos en construcción, además de más de 500 emprendimientos con construcción aún no iniciada. De los emprendimientos en operación, el 65% de la potencia instalada proviene de centrales hidroeléctricas, siendo casi el 4% provenientes de Pequeñas Centrales Hidroeléctricas – PCH y Centrales de Generación Hidroeléctrica – CGH. Las centrales térmicas responden por el 28% de la potencia instalada, mientras que las eólicas participan con el 7%.

En el Plan Decenal de Expansión de Energía – PDE 2026, como disponible en consulta pública por la EPE, se presentan los resultados de los estudios de planificación sectorial para el horizonte de 10 años, con destaque para la expansión prevista de la capacidad instalada de generación eléctrica del SIN 64,1 GW, siendo que la mitad de ese aumento se dará a través de la expansión de las fuentes biomasa, eólica y solar. En lo que se refiere a la transmisión de energía eléctrica, el PDE 2026 prevé un aumento de 62 mil km en líneas de transmisión, y un aumento de 199 GVA en capacidad de transferencia.

Consumo de Energía Eléctrica en Brasil

Según el PDE 2026, el consumo total de energía eléctrica en el país saltará de 516 TWh en 2016 a 741 TWh en 2026, indicando un crecimiento promedio anual del 3,7%. Este aumento en el consumo está fundamentado en las previsiones de crecimiento económico y poblacional, así como factores relacionados a la eficiencia energética.

De esta forma, se prevé que el consumo en la red de la clase residencial que corresponde al 28,9% de participación en 2016, aumentará al 29,7% en 2026, con un crecimiento promedio del 3,9% al año. La clase comercial también deberá crecer anualmente un 3,9%, en el mismo período citado. La clase industrial tiende a crecer relativamente menos, cerca del 2,9% al año. El sector agropecuario deberá ampliar su participación en el consumo del 16,3% al 17,0% en el mismo período citado.

En lo que se refiere a la carga de energía en el SIN, el PDE 2026 prevé un crecimiento de los 64.636 MW medios de 2016 a 91.160 MW medios en 2026, resultando en un 3,5% de aumento medio anual. El subsistema Sudeste / Centro-Oeste deberá crecer un 3,2% al año en dicho período decenal, saltando de 37.752 MW a 51.640 MW medios en 2026.

Mercado de Energía en Brasil

El modelo sectorial vigente, implantado en 2004, es el resultado de un perfeccionamiento del Proyecto de Reestructuración del Sector Eléctrico Brasileño – Proyecto RE-SEB, iniciado en 1998.

La comercialización de energía eléctrica se divide en dos ambientes de negociación: el Ambiente de Contratación Regulada – ACR, compuesto por agentes de generación y de distribución de energía, y el Ambiente de Contratación Libre – ACL, con generadores, comercializadores, importadores y exportadores además de los consumidores libres y especiales.

El ajuste entre los volúmenes contratados y los volúmenes medidos de energía se realiza en el llamado mercado a corto plazo de la CCEE, o mercado de diferencias, que utiliza el PLD para precificar la energía.

Las subastas de energía, realizadas por la CCEE, por delegación de la ANEEL, utilizan el criterio de menor tarifa, buscando la reducción del costo de adquisición por las distribuidoras de la energía eléctrica a ser repasada a los consumidores cautivos.

Además, las Leyes nº 10.847 y 10.848, de 15 de marzo de 2004, y el Decreto nº 5.163, de 30 de julio de 2004, determinan la contratación de la totalidad de la demanda de energía por parte de las distribuidoras y de los consumidores libres, lastre para venta de generación, la contratación de centrales hidroeléctricas y termoeléctricas para asegurar el mejor equilibrio entre garantía y costo de aprovisionamiento, así como el monitoreo permanente de la seguridad de aprovisionamiento.

Concessões

Los contratos de concesión de los servicios de transmisión y distribución de energía eléctrica definen las reglas, derechos y obligaciones respecto de tarifa, regularidad, continuidad, seguridad, penalidades y calidad de los servicios y de la atención prestada a los consumidores. Los contratos de concesión de servicios de generación también definen las normas, derechos y obligaciones de algunas de estas materias, en lo que sea aplicable a su concesión.

Las concesiones de generación son actualmente otorgadas mediante procedimiento licitatorio por hasta 35 años, pudiendo ser prorrogadas una sola vez, según el caso y lo dispuesto en las Leyes nº 8.987 / 95 y 9.074 / 95.

Además de la Ley de Concesiones, las concesionarias de energía eléctrica deben cumplir también la reglamentación expedida por la ANEEL y el MME.

-